Coetzee versus Lucas

Desgracia, de J.M. Coetzee

Desgracia, de J.M. Coetzee

Lo mejor de haber leído a Coetzee es que Lucas ha vuelto a aparecer en mi vida después de cinco años. Ha vuelto más guapo y más sano que la última vez que lo vi, ha vuelto con Juan José Saer y con Vasko Popa y con William Goyen y con otros tantos brillándoles en las mejillas. Yo lo recibí con Coetzee en una mano y con un temblor en la otra. Le dije que Coetzee es un señor que escribe muy bien y que me lo imagino con corbata.

Desgracia, de John Maxwell Coetzee, es una novela que me ha permitido echar un buen rato de conversación con mis enfermeras de diálisis en una ocasión y con mi suegro en otra. Los asuntos que trata esta obra nos empujan a posicionarnos y a expresar opiniones que nadie nos ha pedido. Coetzee es un tipo muy listo y comprende muy bien su mundo, tanto que uno lee Desgracia y no para de mover la cabeza en sentido afirmativo para confirmar que si uno presenciara una historia similar todo se desarrollaría del mismo modo. ¡Pues claro!, me digo mientras leo las primeras cincuenta páginas, ¡pues claro que sí!, así ocurrían las cosas en una situación como esta. La lectura de la novela es un reconocimiento, un buen tema de conversación, como cuando vemos una noticia polémica en la tele, un tabú bien paladeado, un libro ideal para un taller de lectura.

Pero mi lectura de Desgracia ha tenido la mala pata de haber coincidido con la aparición de Lucas, y el contraste ha sido demasiado grande. La experiencia de leer a Coetzee me ha gustado, pero me ha gustado más la experiencia de volver a sentarme a hablar con Lucas. Es cuestión de pellizco, de clic, de qué diantres ocurra en mis espacios sinópticos. Del mismo modo que leer es mejor que quedar religiosamente todas las tardes a tomar café con los amigos, tomarme un par de botellas de vino con Lucas y con mi amadísima Elisa Calatrava es mejor que sentarme en el sofá para leer del tirón las últimas cien páginas de Desgracia.

No había leído antes a Coetzee y, para bien o para mal, elegí este momento para hacerlo. La culpa, en realidad, la tiene Mike & Libros, uno de esos blogs que me hacen anotar próximos libros que comprar en mi libretita mental. ¡Señores editores, mándenles sus novedades a este tipo, las venderá como churros!

Anuncios

3 pensamientos en “Coetzee versus Lucas

  1. ¡Me sumo a tu petición! ¡Enviadme libros, cabronas! Pero que sean buenos, por favor.

    Muy buena tu reseña, muy personal. Y llevas toda la razón: donde esté un Lucas que se quite un Juan Manuel Coetzee, por bien que este escriba.

    ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s