Los cartoons de Robert Coover

Azotando a la doncella, de Robert Coover

Solo le pido a los sábados por la mañana que sigan echando dibujos animados en la televisión. En mis sábados por la mañana, el malestar en la cultura deja de ser un tema freudiano para convertirse en una consecuencia de la progresiva desaparición de los dibujos animados en la parrilla televisiva. Buena parte de los dibujos animados que echo en falta como motivo para salir de la cama poseen un fuerte componente compulsivo, un resorte capaz de mantenernos atentos ante una estructura invariable. Estoy pensando en ese tipo de dibujos animados que mantienen siempre un mismo leitmotiv (como si de su componente psicotrópico se tratase) y desarrollan cada capítulo con variaciones sobre el mismo tema. Si quisiéramos mencionar a los clásicos, probablemente deberíamos hablar de Tom y Jerry. El gato y el ratón mantienen siempre el mismo juego, te contagias de esa tensión y el organismo la asume como propia. Ante el televisor tan solo importa el cómo, porque ya sabes qué va a ocurrir, aquello que estás esperando para superar el mono.

Azotando a la doncella, de Robert Coover, funciona, más o menos, como Tom y Jerry. Encontramos un leitmotiv sobre el que se desarrollan los capítulos, matizados con pequeños gestos que nos ayudan a comprobar que se trata de momentos distintos y no de una frecuencia iterativa de un mismo plano. La estructuras de la novela y de Tom y Jerry se basan en la idea de afrontar el mismo objetivo en cada capítulo.

Pero hay una gran diferencia entre estos dos ejemplos. En el caso de Tom y Jerry, el objetivo de atrapar al ratón siempre acaba fracasando; de un modo u otro, el ratón escapa y eso permite que existan nuevos capítulos, nuevas formas, cada vez más originales y barrocas de perseguir al ratón. Pero en la novela de Coover ocurre todo lo contrario. El objetivo final siempre triunfa, lo que ocurre antes solo es un prolegómeno para que ocurra aquello que da sentido a la novela, es decir, que el amo azote a su criada en las nalgas. Las variaciones preliminares a los azotes son sutiles y, a medida que pasan las páginas, se van volviendo más confusas, porque la obsesión por culminar el objetivo se hace más y más evidente, tanto en el amo como en la doncella, quizá, sobre todo, en esta última. Cada escena se convierte así en un espejismo de la anterior, porque el resultado es invariable, la resolución ya está anunciada.

En Azotando a la doncella no encontramos la versatilidad de Tom y Jerry, pero sí se nos muestra una determinación con mucha más claridad que en los dibujos animados. Podríamos decir que la tensión en Tom y Jerry estimula nuestro deseo y la culminación de Azotando a la doncella lo sacia (o acaso lo pretende). Por esto, si somos capaces de atisbar una intención pornográfica en la novela de Robert Coover, no podemos obviar, del mismo modo, una intención erótica en Tom y Jerry.

De hecho, antes de comenzar esta reseña, estuve pensando en Georges Bataille y en su obra El erotismo, estuve recordando vagamente esa idea del deseo de romper la discontinuidad. Mi propósito era el de relacionar ese discurso (si acaso era capaz de recordar algo más) con Azotando a la doncella, pero después de lo dicho, habría que hacer todo lo contrario, en todo caso, pensar en Bataille, en el gato y en el ratón.

De cualquier forma, si acaso hay algún dibujo animado que realmente encaja en esta novela, ese es Bebé Herman. No pude dejar de pensar en él mientras contemplaba la actitud del dueño y señor de la casa. Imaginad un spin-off de este personaje, procedente de ¿Quién engañó a Roger Rabbit? No se me ocurre un ejemplo más preciso para ilustrar Azotando a la doncella, de nuestro posmoderno amigo Robert Coover.

Bebé Herman, personaje de la película "¿Quién engañó a Roger Rabbit?"

Anuncios

Un pensamiento en “Los cartoons de Robert Coover

  1. Pingback: Coover

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s