Alan Moore en Bola de Dragón

La liga de los hombres extraordinarios (volumen II)

 

El verano ha hecho de mí el peor de los lectores, y solo he sacado algo en claro: solo soy capaz de funcionar si adopto rutinas; de lo contrario, dilapido mi tiempo como si no fuera a acabarse nunca. En esta entrada, si el verano no lo hubiera mandado todo a la mierda, yo estaría hablando de La broma infinta, pero eso tendrá que esperar. Así de triste es la vida. Sigo en ello, pero perdí la velocidad de crucero. Opté por algunos planes alternativos, rápidos y efectivos. Pero todo era un barrizal. De todos modos, creo que ya tengo un pie fuera. Traigo a una panda de superhéroes conmigo.

Deberíamos hacer un Club de Lectura de las Segundas Partes. Un club cuya única misión fuera la de registrar todo tipo de secuelas, toda intención de desarrollar una saga. Un club que no se preocupara por la idea original, sino por la dilatación de una idea. Yo propondría, si me invitaran a formar parte de este club (cosa que dudo mucho) que habláramos del segundo volumen de La liga de los hombres extraordinarios, de Alan Moore.

Ya hablé aquí del primer volumen y de la panda de superhéroes formada por personajes de la literatura fantástica del s. XIX. A estos superhéroes les hacían falta nuevas aventuras para mantenerse en forma. Pero, ¿cómo encontrar rivales dignos para los hombres más extraordinarios de la Inglaterra victoriana? Yo creo que en estos casos el recurso más efectivo es el de Bola de Dragón, la teleserie que me enseñó que cuando derrotas a un difícil rival, te haces más fuerte y esperas la llegada de un rival más poderoso que el anterior. El nuevo enemigo siempre espera pacientemente su turno, llega en el momento apropiado, cuando has terminado tu misión y te encuentras en condiciones de enfrentarte a una nueva amenaza.

Otra regla fundamental de Bola de Dragón es la aparición de personajes que, de un modo u otro, se adhieren a la causa de Son Goku si la cosa se pone demasiado fea. Algunos, con mucho por redimir, como Piccolo o Vegeta, otros aparecidos deus ex machina, como es el caso de Trunks. Parece ser que aquí Alan Moore también ha seguido los resortes de Akira Toriyama, pero jamás se me ocurriría desvelar quién es el nuevo portento que presta su ayuda a nuestra superbanda literaria.

Supongo que huelga decir que Alan Moore dista mucho de Bola de Dragón en uno de los mecanismos más cutres de la teleserie. Algo que no se ve tan claro en la juventud de Son Goku, pero que se convierte en una evidencia macabra cuando se llega a la serie Z. Me refiero a que todos y cada uno de los capítulos forman parte de un loop hipnótico e invariable en el que se repiten incansablemente las fases de la pelea y la naturaleza de los escenarios.

No sé, de hecho, con qué ojos verá Alan Moore la narrativa de Bola de Dragón. Pero yo soy un completo damnificado desde la infancia. Todavía insisto en ver el mundo a través de los ojos de Son Goku.

Anuncios

7 pensamientos en “Alan Moore en Bola de Dragón

  1. Sí que te tardaste en volver a escribir una entrada.

    Con respecto a Goku, a pesar de ser el máximo ídolo de mi infancia, siempre me pareció un fucking egoista, todo le chupaba un huevo mienras tuviese algún tipo que cagar a palos.

  2. Bueno, amigo, se le extrañaba como a los frijoles de todos los viernes. Y ya llevábamos varias semanas sin saborearlos. Un poco más en serio, debo admitir que ha me despertado usted dos sensaciones. Primero, la envidia, ya que tiene en sus manos ese texto del señor Moore y, después, la nostalgia, pues he recordado a mi buen amigo Goku. ¡Ah, qué épocas!

  3. Pingback: Son Goku | sigueleyendo.es

  4. Buenos días, señores. Espero aparecer más a menudo a partir de hora. El lunes empiezo de nuevo las clases y eso me hará que me centre en una vida rutinaria y monótona, que es lo que a mí me gusta, jejeje.

    Por cierto, me gustaría profundizar más en la moralidad de Goku. ¿Por qué cree usted, Marc, que todo le daba igual si había pelea? Siempre peleaba para salvar a los suyos, ¿o no?. Hábleme del egoísmo que ve usted en Son Goku. Le aseguro que este tema me parece fascinante.

  5. Salvar a los suyos era algo secundario, a él sólo le interesaba pelear contra alguien más fuerte. Es más, en más de una ocasión deja escapar al enemigo para poder pelear en alguna otra ocasión (creo que a Vegeta lo deja ir en su primera visita a la Tierra para no tener que matar a un rival tan fuerte). Otro rasgo de egosimo: se la pasa dejando a su familia para irse a entrenar. Sin dejar pasar la dudosa relación marital con Milk, jeje.
    Gua! Si que hemos vuelto a la infancia. Me voy ya mismo a leer un libro “serio”, Ja, Adios.

  6. ¿Bola de dragón? Supongo que eres muy joven para haber vivido Los caballeros del Zodiaco. Bien es verdad que siendo todos caballeros, la cosa era un poco repetitiva…

  7. Por favor, Fer. Los caballeros del Zodiaco eran mi pasión.

    Hubo un momento trascendental en mi vida en los que ellos participaron:

    A los once años, estuve un mes y medio ingresado en el hospital. La única ilusión de mi vida mientras pasaban los días allí dentro era ver cómo los caballeros del Zodiaco se enfrentaban a los caballeros de oro. Mis padres me habían comprado Capricornio (mi signo del zodiaco), y yo esperaba con ansias a que llegaran a él, para ver qué poderes tenía, para comprobar que Capricornio era el más fuerte de todos. Otro niño de mi habitación tenía otros muñecos, y yo, cuando jugaba con él, imaginaba los posibles poderes de mi caballero de Capricornio. Pues bien, llegó el gran día. Llegaron a la morada de Capricornio. Y ahí descubrí, avergonzado, que lo único que se les había ocurrido para mi caballero era lo de la espada Excalibur. ¡Menuda mierda, menuda falta de originalidad! Para mí fue un trauma, mucho mayor que el de estar encerrado en un hospital durante tanto tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s