Ahora soy amigo de Henry James

Los papeles de Aspern

Los papeles de Aspern

Comencemos aclarando que en ocasiones me tiembla el labio inferior cuando alguien dice siglo XIX. Eso se debe a que una antigua novia me hizo leer a Jane Austen porque perdí una apuesta futbolística. Traumas aparte, algunos escritores decimonónicos tienen la hermosa cualidad de airear mis estados de ánimo, e incluso me hacen dormir mejor. Ese es el caso de Henry James. Leer a Henry James es como sentarse al fresco por la noche y atreverse a no saludar a los vecinos, porque con Henry James uno siempre está ocupado y distraído de todo tipo de cortesías. Si alguna vez no os saludo, sabed que estoy leyendo a Henry James, sabed que alguna de sus tramas me tiene obnubilado. Ese podría ser el caso, por ejemplo, de Los papeles de Aspern, novela corta que se acerca a un género metaliterario que tanto les gusta a los modernetes como yo. Si a uno le gustan las novelas que tratan de escritores, no puede decir menos de las que tratan de editores. Sobre todo, del editor retratado como animal carroñero. ¿Cuántos sobrinonietos de un gran artista habrán sido expoliados por quien pretende ensalzar un puñado de migajas? Eso también le da vidilla y cotilleos a la historia de la literatura y, afortunadamente, da pie a novelitas así de cucas.

 

 

Quizá también le interese leer:

 

___

Anuncios

9 pensamientos en “Ahora soy amigo de Henry James

  1. Quién me iba a decir que entrando en facebook descubriría “miedo a la literatura”… En realidad me suena un poco “a chino” James, Broch, Kunskammer, Borchert…salvo que puede que alguna vez te haya visto metiendo un libro de ellos en tu bolso o incluso me hayas hablado de ellos, o citado en alguna ocasión, eso es probable. En cualquier caso, quería hablar sobre el encabezado, este me gusta más que tu redondita cabeza, que ho es que no me guste tu cabeza… Quizás puedas contar algo sobre el dibujo.

  2. Hola, el cuadro es de Henry Darger. He quitado la imagen de mi protuberante frente porque este blog pasa a ser un proyecto comunal. Se acaba de incorporar Cristof Polo, y en breve lo hará Lucas Martín. Y, por cierto, “kuntskammer” no es el nombre de un escritor, quiere decir algo así como “cámara de arte” en alemán, y era una afición de la realeza, creaban habitaciones abarrotadas con todos sus cuadros, así demostraban su poder y su “cultura”.

  3. Creo que tu antigua novia diría ke no tienes talento suficiente como para leer a Jane Austen.:)
    Aunque le daría algún tipo de consuelo que ya no quieres exterminar una entera época de tu visión literaria. Yo no me he leído a Henry James pero he visto algunas películas adaptadas de sus novelas.Más aburrrrridas… Sólo guardo algunas imagenes en mi memoria de Helena Bonham Carter con pelo de loca y cara de mujer perdida…
    Ahora estoy leyendo a Arthur Miller.Fue un puto cínico de mierda:) Tal vez te gustaría.

  4. Sí, sin duda alguna, no tengo talento suficiente como para leer a Jane Austen. En eso estoy de acuerdo. Mi talento para leer es parcial, incoherente y, ante todo, prejuicioso. La verdad es que no quería exterminar a toda la literatura del XIX, no iba por ahí la cosa. Uno puede amar tanto a Flaubert como a su propia madre, por ejemplo. Pero sí es verdad que hay formas que me cansan en exceso. De todos modos, gracias por la recomendación de Arthur Miller, me encantan los “putos cínicos de mierda”. Me alegro de que hayas intuido que eso me podría gustar.

  5. Normalmente me soliviantan y encienden mis incopelusas las jóvenes vedettes que imparten clases de literatura escribiendo con ‘k’, pero lo siento, no es el caso de esta tipa. No sé que me ocurre, será que me he vuelto melindroso o he perdido el talento para detectar a los primeros espadas de la afrenta desdentada y morosamente esquizofrénica. Defensa de Austen y con Arthur Miller!! A estas alturas, dónde vamos a llegar!!

  6. Querido Daniel.Me alegro de que haya hecho un buen trabajo en adivinar su gusto.Será tal vez porque parece bastante a mis exnovios que si no
    leían a obras de putos cínicos entonces les gustaba espantosamente a ser uno.
    En estas cirunstancias dormir con Arthur Miller no me causa demasiado alivio pero por lo menos me deja sentir en la piel la immensa ironía del mundo que nos rodea.
    Querido Juvenal dottore.Usted no entiende mucho de amores, verdad?
    Pues si yo opino que Austen y Miller seguramente hubieran sido amigos muy íntimos.Pero bueno como eso no es posible sólo nos queda tener en cuenta que todo está relacionado y que sólo los chiflados olvidan de dónde vienen.

  7. Querida Dedeee, supongo que he de entender como un cumplido eso de que me parezco a tus exnovios. Ya que no has leído a Henry James, te sugiero que cambies sus adaptaciones cinematográficas por la novela que propongo en este post. También puedes pasearte por el resto del blog, a lo mejor encuentras alguna obra que te haga tilín. Y no dudes en contarnos qué te parece.

  8. Querido Daniel, así haré. Y claro que es un cumplido(amo profundamente a mis exnovios a pesar de que ellos no se dén cuenta de eso).Gracias por el blog, la verdad es que me encanta. Si me permites una sugerencia podríais crear una sección dónde los lectores del blog también podrían recomendar obras para vosotros.
    Un abrazo, D.

  9. Pingback: Henry James es más listo que yo « Miedo a la literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s