Faulkner sabía que era muy bueno

Mientras agonizo

Mientras agonizo

Lo de Faulkner no es normal. Este tipo escribió Mientras agonizo en sus ratos libres. Y lo hizo en poco tiempo. Así, como si nada. El resultado es una estructura narrativa que se ríe del más moderno de todos nosotros. Faulkner no necesitaba ideas vistosas para deslumbrar. Con una familia de paletos pasa de lo que podría ser un cuadro costumbrista del sur de EEUU a un mecanismo de puntos de vista articulados alrededor de un hueco. Mientras agonizo nos puede servir como ejemplo para ilustrar el mundo como una intersubjetividad que se sostiene a pesar de la ambigüedad y la contradicción. Ideal para apaciguar una contemplación maniquea del mundo. Faulkner sabía que era jodidamente bueno, y nos legó estructuras narrativas que ahora nos hacen dar saltitos de alegría y bailar como patos mareados.

Anuncios

6 pensamientos en “Faulkner sabía que era muy bueno

  1. Una tarde de agosto estuve con Polo, el talabartero, en un estanque y jamás advertimos la presencia de patos mareados. Imagino que es una receta de pueblo de missouri, como los garbanzos al remojo. Ese faulkner era cocinero? acaso también familia de los gañotes y mustélidos? No sé que tienen de remodernos los lagos de Cristof Polo ni qué merito el tal william. Para cocinar lo primero es proveerse de una guía telefónica. Hay mucha gente que también trabaja y tiene tiempo para los infiernos culinarios. Yo ya no puedo más

  2. Señor, discrepo de sus enunciados. Hay que leer más a Azorín y dejarse de tanta fanfarria. Con mi debido respeto, usted debería confiar en las columnas de mármol y las tardes solariegas.

  3. Coincidimos estimado Daniel… William Faulkner fue muchas cosas: Aviador, marinero, mecánico, cocinero, pintor de brocha gorda, etc… Ah, y además un genio de la narración moderna. Solo él podía decir que “Para ser escritor se necesitaba tres cosas: Observación, Imaginación, y Experiencia… y a falta de una o dos de ellas, podía ser reemplazada por la otra.”
    Saludos

  4. Faulkner era muchas cosas, pero sobre todo, era muchos escritores. Un verdadero genio de la narrativa que nunca se limitó en los experimentos y siempre fueron certeros muestras de talento.
    Gracias por traer aquí un pequeño detalle de su obra.

  5. Ciertamente, Faulkner era el escritor que a él le daba la gana ser. Y sí, supongo que lo bueno puede aparecer dentro de cualquier coordenada. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s